La Sala Civil del Tribunal Supremo ha notificado hoy cinco Sentencias en las que hace referencia al reparto de los gastos hipotecarios y a la comisión de apertura de los préstamos.

Se ha establecido que los gastos de notaría y de gestoría deben ser pagados a medias por los clientes y las entidades bancarias puesto que van en beneficio de “ambas partes”. La factura del Registro de la Propiedad por la inscripción de la hipoteca deberá pagarla el banco porque se realiza en su propio beneficio.

En cuanto al impuesto de las hipotecas, se sigue el último criterio marcado por la Sala de lo Contencioso y reitera que el sujeto pasivo de este impuesto es el prestatario. El Gobierno cambió la ley para que no fuera a así, pero como recuerda la Sala Civil eso sólo afecta a las nuevas hipotecas.

Respecto a la comisión de apertura, la Sala concluye que no es susceptible de control de contenido, sino de control de transparencia, que considera superado o cumplido.