Un Juzgado de Primera Instancia de Ceuta va a proponer una cuestión prejudicial al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) para que se pronuncie sobre si las últimas Sentencias del Tribunal Supremo español en las que se repartían los gastos de formalización de préstamos hipotecarios entre el banco y el cliente, son contrarias al Derecho de la Unión Europea y su jurisprudencia, en cuanto a la protección de los consumidores sobre cláusulas abusivas.

El Alto Tribunal español, con sus últimas Sentencias, está limitando los efectos de la declaración de abusividad de la cláusula de gastos de hipoteca, contradiciendo lo que marca el TJUE. Éste deberá determinar ahora si los consumidores españoles deben recuperar la totalidad de lo pagado por dichos gastos, notaría, gestoría, tasación y registro de la propiedad.